Legiones romanas en Asturias tras las guerras astur cántabras

Las legiones romanas de ocupación en tierra astur

Presencia militar romana tras las guerras astur cántabras

La presencia de las legiones romanas supuso la base de control político y administrativo del territorio. Los legionarios no solo combatían, también desarrollaban otras funciones claves para la victoria del Imperio y para la romanización de las zonas conquistadas como el control del comercio de esclavos, la creación de las vías de comunicación, la construcción de canales, pozos y otras obras públicas, el control de las actividades mineras o el cobro de tributos o impuestos entre otros.

El final de los combates dio paso a una fase en la que la administración romana diseña nuevas fórmulas dedicadas a establecer un ejército de ocupación. Eran legiones destinadas a romanizar el territorio y asegurar los pasos de montaña. Esto implicó una cierta desmilitarización del territorio, desde el 15 a.C al 13 a.C  se abandonan la mayoría de los campamentos militares y solo permanecen en el noroeste las legiones III Macedónica, IV de Macedónica, VI Victrix y X Gemina.

La Legión III de Macedonia, que llegó a territorio peninsular formando parte parte del frente oriental bajo el mando de Cayo Antistio, Elio Lamia, Cayo Furnio y Silo Nerva, pasó a las órdenes de Agripa en el 19 a.C. En el año 16 a.C tomó parte en las nuevas revueltas y una vez finalizados los enfrentamientos se estableció como tropa de ocupación en el frente cántabro estableciéndose en Segisama Lulio. En el 13 a.C abandona el acuartelamiento y pone rumbo a Pisoraca, en el ángulo noroeste de los Vecceos, aquí establecerían un campamento mientras algunos de sus destacamentos se dirigían a Oppidum Noega. Desde Pisoraca mantenían la vigilancia del territorio cántabro, dedicando grandes esfuerzos para controlar la red viaria de la zona, en especial los accesos a la meseta norte por el valle del Pisuerga. Entre sus tareas también se encontraba la recaudación de tributos y la dirección de leva de tropas entre los astures para formar parte de las tropas auxiliares.

La Legión IV Macedónica participó en la fundación de Juliobriga durante los años 15 – 13 a.C y permaneció en ella hasta mediados del s.I d.C. Juliobriga era una importante civitate cántabra que servía para controlar el acceso a través de la cordillera.

La legión VI Victrix muy posiblemente estuviera en el norte de Hispania antes de que Augusto dirigiera personalmente la guerra. Estaba dirigida por Publio Carisio, gobernador de Lusitania. Sobre el 25 a.C podría haber creado el campamento de Lucus Augusti, dicho acuartelamiento sería desmantelado entre los años 16 – 13 a.C en favor de una creciente ciudad. Una vez finalizados los combates esta legión pasaría a formar parte de los ejércitos de ocupación, controlando a los Astures y estableciéndose en los alrededores de Asturica Augusta para finalizar entre los años 15 – 10 a.C en Legio (León).

La Legión X Gémina también se encontraba bajo las órdenes de Carisio en el año 26 a.C y tenía su acuartelamiento en Asturica Augusta. En el 19 a.C permanece como ejército de ocupación en centros como Lucus Asturum y Oppidum Noega. Lucus Asturum fue un enclave bien conectado a las redes viarias de Roma centradas en el trasporte de mercancías por tierra y en el control de los posibles rebeldes que se escondieran por la zona. Se situaba en una encrucijada de dos rutas importantes, por un lado la occidental procedente de Grao, donde la vía de la Mesa se unía con los cotos mineros y con la zona central del territorio astur trasmontano y, por otro lado con la zona centro – oriental. El castro Oppidum Noega ocupado durante las guerra dejó de ser un campamento militar para continuar con una vida romana – astur y finalmente desapareció al trasladarse a la nueva civita de Gigia (Cimadevilla, Gijón) en s.I d.C.

legiones romanas en Asturias tras las guerras astur - cántabras

Haz click para ver el mapa en google maps

Un rasgo muy importante fue el alto ingreso de los jóvenes astures en las tropas auxiliares de las legiones romanas. Las tropas auxiliares se conformaban por hombres que no eran de procedencia romana, la creación de las mismas era una costumbre que el Imperio adoptó según fue expandiéndose, ya que a mayor territorio más hombres se necesitan para la defensa de las fronteras, estas tropas auxiliares recibían el nombre del lugar de procedencia de los soldados, es decir en el caso de los astures eran Alas o Cohoertes Asturum.

A veces si estas tropas se levaban en un lugar fronterizo se formaban tropas mixtas como la Cohors I Asturum – Gallaecorum, de la que se documenta que tuvo como destino el norte de África, concretamente en Volubilis (Mauritania), muy cerca de esta ciudad se encuentra la fortaleza de Aïn Schkour donde hay una inscripción que dice:

“A Flavio Neón, perfecto de la Cohorte de astures y galaicos, erigió desde sus conocimientos y construyó este pretorio por medio de sus compañeros de armas”
(N.S Yanguas).

Una de las propuestas que el Imperio hizo a los nativos para promocionar el alistamiento en las legiones fue la obtención de la ciudadanía romana a cambio de que ingresaran como voluntarios en las tropas auxiliares del ejército de Roma. No obstante la obtención de la ciudadanía no era fácil, pues debían de pasar 25 años sirviendo en las legiones romanas. Pese a ello, el número de Astures que decidió enrolarse fue bastante amplio, cosa que destaca por la oposición que estos mantuvieron durante la invasión. En el tiempo que Roma estuvo en tierra astur más de un millar de Astures decidieron ingresar en las legiones.

Las legiones romanas antes descritas se encargaban del entrenamiento y adiestramiento. Este era un recurso muy utilizado por los romanos porque con ello conseguían dos cosas de forma simultanea, engordar el grueso de su propio ejército y hacerlo con los guerreros de las tierras que estaban siendo sometidas. Por otro lado para prevenir posibles arrepentimientos estos guerreros solían mandarse a tierras lejanas para que no pudieran o fuera muy difícil regresar.

Las tropas auxiliares estaban formadas por Alas, Cohortes y los Symmachiarii:

Las Alas y las Cohortes conformaban la forma más eficaz de hacer frente a los enemigos que luchaban con guerras de guerrillas, como los galos, germánicos… y cuando se juntaban conformaban un poderoso ejército bien entrenado con su infantería y su caballería.

Dentro de un Ala se encuentra el ala miliaria con 1000 hombres y 1065 caballos; y el ala quingentaria con 500 hombres y 534 caballos. Entre las formadas por astures algunos ejemplos son:

El Ala I Asturum era una unidad de caballería astur que ocupaba una serie de fortines en las actuales montañas del Danubio, en tierras de Dacia (actual Rumania).

El Ala II Asturum estuvo en Britania (fortaleza de Cilurnum, actual Chesters y en Bremetenacum, en Lancashire), en Germania y en la Panonia Superior (Hungria).

El Ala III Asturum andaba por el Sáhara y Mauritania, que recibió grandes honores por su servicios y en recompensa se transformaría en el Ala III Asturum Plae Fidelis Civium Romanorum.

El Ala IV Asturum fue enviada primero a Chalons (Francia) y luego a Britania.

Las Cohortes tenían entre 400 – 600 hombres más los oficiales, el conjunto de todos ellos además quedaba dividido en dos secciones los Peditata si se eran de infantería y los Equitata si poseía infantería y caballería. Aquí nos podemos encotrar a:

La Cohorte I Asturum fue enviada a Germania, a Nórica (Alpes asutriacos), a Panonias Inferior y Superior (Hungría y los Balcanes).

La Cohorte I Asturum – Gallaecorum  se estableció en Volubilis (Mauritania).

La Cohorte I Asturum Equitata permaneció en Germania.

La Cohorte II Asturum Equitata Pia Fidelis estuvo en Germania, Britania y Gales.

La Cohorte II Asturum Aegipti aparece en el Delta del Nilo.

La Cohorte III Asturum Equitata Civium Romanorum defendió los dominios en Mauritania.

La Cohorte IV Asturum se localiza en Germania.

Las Cohortes V y VI Asturum se localizarán en Germania y en los Alpes.

La Cohorte II Asturum et Callaecorum se establecería en los Balcanes y Hungría.

Los Symmachiarii eran tropas auxiliares de caballería que combatían a su aire bajo la dirección de un solo oficial romano. Sabemos que unos de sus dirigentes fue Gaio Suplicio Ursulo, asturiano de nacimiento, en Ujo, Mieres y oficial del ejército romano.

las legiones romanas formadas por astures y su distribución en Europa

Haz click pra ver el mapa

En el 14 d.C Augusto muere pero consigue que el título de César quede dentro de su familia, la Dinastía Julio – Claudia. A partir del año 20 d.C comienzan a verse consolidadas la forma de vida de los romanos a través de los ejércitos de ocupación. El último emperador de la dinastía Julio – Claudia es Nerón, a su muerte, en el 68 d.C, comienza una época de conflictos internos en Roma conocida como el año de los 4 emperadores, en el 69 d.C. Tras ellos la dinastía Julio – Claudia pierde el poder, a partir del 70 d.C el Imperio Romano comienza a ser gobernado por la dinastía de los Flavios hasta el 96 d. C. Vespasiano fue el primer emperador de los Flavios y con él se refuerzan las construcciones de las civitates, urbes y carreteras, así como el aprovechamiento de los recursos que la zona ofrecía.

Durante el s.II, entre los años 98 – 183 d.C Roma posee como dirigentes a los emperadores Antoninos y en Asturias se establece nuevamente un ejército permanente compuesto por las legión VII Gemina y sus tropas auxiliares, estos desarrollaron nuevas labores civiles relacionadas con la minería, el urbanismo y las vías de comunicación.

En el proceso de romanización de los astures, a diferencia de lo que se hizo en otras zonas, Roma no trajo demasiados romanos civiles a Asturias, casi todos pertenecían a las legiones romanas, quizás esa falta de colonos es la razón por la que apenas se realizaron centros urbanos en tierra astur trasmontana.

Atrás                                                                 Arriba