La villa romana de Veranes

Veranes, una villa romana en el concejo de Gijón.

La Villa romana de Veranes fue un gran centro agropecuario perteneciente a la civita de Gigia. Está a unos 16 km del la ciudad de Gijón y a 150 msnm, posee una posición privilegiada por su conexión con la ruta de la Plata y su cercanía al mar. La localización de esta villa la convirtió en un centro de referencia en la vía de comunicación Asturica Augusta – Gigia.

Villa romana de Veranes, maqueta

Maqueta de la villa romana de Veranes

Veranes era una explotación agropecuaria perteneciente a un pater familias o dominus. Estaba dividida en dos zonas, la pars urbana o parte residencial de la familia propietaria y la pars rústica dedicada a los espacios donde se desarrollaban las labores de explotación.

Villa de Veranes, primeras excavaciones

Villa de Veranes durante las primeras excavaciones

La parte visible pertenece a la pars urbana y conforma un importante centro residencial datado en el s. IV a.C. Su uso se mantuvo hasta la Edad Media por lo que sufrió grandes transformaciones con el paso del tiempo. Su propietario se llamaba Veranius, vivía en una gran casa señorial que presenta tres fases de reformas y ampliaciones que se realizaron durante los siglos IV – V.

El recorrido por la villa romana de Veranes

Plano de Veranes

Cómo llegar a la villa romana de Veranes. Haz click en la imagen para ir al mapa.

La entrada principal da paso al patio norte. A la izquierda de este tenemos el área de servicio con el hórreo, la cocina y el horno. A la derecha del patio se encontraban las dependencias. Se podía acceder por dos vestíbulos, uno de ellos daba directamente a los almacenes, el otro comunicaba con un gran corredor cubierto. En la pared izquierda de dicho corredor se encontraban las puertas que daban acceso a las dependencias o cubículos.Al final de éste corredor se encontraba, a la izquierda el patio de recepción de invitados y el salón decorado con un gran mosaico, al fondo las estancias principales y a la derecha un nuevo pasillo que conducía a otra habitación y a la zona del balneario. Aquí se edificó durante la edad media la Iglesia que hoy se aprecia.

La villa poseía una importante y variada actividad. Poseía zonas dedicadas a la agricultura, a la ganadería y a las actividades metalúrgicas realizadas en el aula norte durante una antigüedad tardía, estos ferreros trabajaban aquí el hierro que se obtenía del Pozu la Mina.

Las piezas recuperadas

Entre los materiales recuperados en las excavaciones se encuentran piezas decorativas de uso personal, ajuar doméstico y herramientas de trabajo. Las piezas de uso personal en bronce mas destacadas son un anillo y dos broches de cinturón, en hueso un alfiler de pelo y en azabache (cuentas de collar). El ajuar doméstico se compone de diversos platos, vasos y ánforas realizadas en cerámica común romana, en terra sigillata y en vidrio. Las herramientas de trabajo encontramos un cuchillo tipo simancas en bronce (poco común en Asturias) y en hierro cuchillos, podaderas, picos, piquetas y cencerros; entre los elementos constructivos se recuperan clavos, escarpias, ganchos y bisagras. Por ultimo destacan 5 monedas de bronce acuñadas por Constantino y su familia.

 

Atrás                                           Arriba