Archivo de la etiqueta: arqueologia

Yacimientos arqueológicos en Asturias, la historia antigua asturiana restos y lugares encontrados.

El edicto del Bierzo

EL EDICTO DEL BIERZO Y EL MISTERIO DE LA PROVINCIA TRANSDURIANA

En 1999 se descubrió en San Román de Bembibre (el Bierzo) una tabla de bronce donde aparecía un texto redactado por orden del emperador Augusto Cesar en el año 15 a. C. Este texto, conocido como El edicto del Bierzo o la Tabla de Bembibre, era un edicto declarado por el propio emperador donde se establecían las gratificaciones y las sanciones oportunas para una serie de tribus astures. Lo llamativo del edicto del Bierzo fue que el texto recuerda la traición que los astures sufrieron a manos de uno de sus clanes (los brigaecini) y sobre todo porque aparece mencionada una provincia del noroeste peninsular de la que no se tenía conocimiento, era la provincia de Transduariana que englobaría a los astures y a los galaicos que vivían al norte del Duero.

IMPERATOR CAESAR DIVI FILIUS AVGVSTVS TRIBUNICI POTESTATE VIII{I} ET PROCON SUL DICIT:

CASTELLANOS PEMEIOBRIGENSES EX GENTE SUSARRORUM DESCISCENTIBVS CETERIS PERMANSISSE IN OFFICIO COGNOVI EX OMNIBVS LEGATIS MEIS, QVI TRANSVRIANAE PROVINCIAE PRAEFVERVNT, ITAQUE EOS VNIVERSOS IMMVNITATE PERPETUA DONO; QVOQVUE AEROS ET QVIBVS FINIBVS POSSEDERVNT LVCIO SESTIO QVIRNIALE LEGATO MEO EAM PROVINCIAM OPTINENTEM EOS AEROS SINE CONTROVERSIA POSSIDERE IVBEO.

CASTELLANIS PAEMEIOBRIGENSIBVS EX GENTE SVSARRORVM, QVIBVS ANTE EA IMMUNITATEM OMNIVS RERVM DADERAM, EORVM LOCO RESTITVO CASTELLANOS AIIOBRIGIAECINOS EX GENTE GIGURRORVM VOLENTE IPSA CIVITATE, EOS QUE CASTELLANOS AIIOBRIGIAECINOS OMNI MVNERE PVNGI IVBEO CUM SUSARRIS.

ACTUM NARBONE MARTIO, XVI ET XV KALENDAS MARTIAS, MARCO DRUSO LIBONE, LUCIO CALPURNIO PISONE CONSULIBUS.

Jesús Rodriguez Morales entre sus publicaciones para los estudios y catálogos de los Museos de Castilla y León ofrece la siguiente traducción:

El emperador Cesar augusto, hijo del divino Julio, en su novena potestad tribunicia y siendo procónsul dice:

He sabido por todos mis legados, que estuvieron al frente de la provincia de Transduriana, que los habitantes del castellum de Paemeiobriga, de las gens de los Susarri, abandonando a todos los demás, ha cumplido hasta el final con su deber; por consiguiente a todos ellos les concedo la exención perpetua y todo su territorio, hasta los límites de los que se han apoderado.

Por mediación de Lucio Sestio Quirinale, legado en el gobierno de esa provincia, ordeno que posea dicho territorio sin litigio alguno.

A los habitantes del castellum de Paemeibriga, de la gens de los Susarri, a quienes arriba concedo inmunidad completa, les reemplazo (en su lugar contributivo – fiscal) por los habitantes del castellum ailobrigiaecum, de la gens de los Gigurri, queriéndolo la propia civitas, y ordeno que estos habitantes del castellum de ailobrigiaecum cumplan todas sus obligaciones dentro de las gens de los Susarros.

Redacto en Narbona Marcia, el 16 y 15 de las Calendas de Marzo, siendo cónsules Marco Druso Libón y Lucio Capurnio Pisón.

La aparición de este edicto ha planteado un nuevo debate sobre como se realizó realmente la romanización del noroeste peninsular, tanto que incluso algunos se plantean serias dudas sobre la veracidad o fiabilidad de esta tabla. Algunos de los elementos más destacados que hacen desconfiar a los investigadores son las anomalías en cuanto a la escritura del documento, a las fechas que se mencionan, a la situación geográfica de dichos castros, a los cargos políticos que aparecen y a que no se haga mención de esta provincia en ninguna de las aras sesitanas dedicadas a Augusto.

No obstante también hay quien plantea hipótesis que podrían solventar las posibles anomalías. Así aparece la posibilidad de que durante las guerras astur – cántabras se creara una provincia para definir el territorio aún no pacificado, hay teorías que defienden que esta supuesta provincia podría haber tenido una duración temporal muy corta ya que pudo integrarse como parte de la Tarraconensis al finalizar la guerra. Añaden que si esto hubiera sucedido así la Transduriana se habría creado durante el 25 a. C tras la conquista de Lancia. Su primer gobernado podría haber sido C. Furnio, entre el 25 – 24 a.C, a este le sucedería L. Aelio Lamia, entre los años 24 – 22 a.C, y Lucio Sestio podría haber sido legado personal de Augusto entre los años 22 – 19 a. C.

La existencia de esta provincia a día de hoy está bastante aceptada. Está comprobado que Augusto Cesar estuvo en Narbona (sur de Francia) en el año 15 a. C, fecha y lugar en la que se firma este edicto, y que probablemente visitara Hispania a fin de terminar con todos los coletazos de la guerra entre los años 16 – 13 a.C. Pero en este edicto se hace referencia a dos sucesos importantes en el desarrollo de las guerras astur – cántabras:

1º Que el castro de Paemeiobriga, de la gens de los Susarros, se mantuvieron obedientes a Roma y que por ello Augusto les premia con la inmunidad fiscal y de realización de trabajos públicos (carreteras, minería…).

2º Que el castro de los Aiiobrigiaecinos, de la gens de los Gigurros lucharon y se opusieron al imperio siendo por ellos castigados con una serie de impuestos.

Este tipo de decisiones no eran extrañas entre los generales romanos. Cuando un pueblo decidía rendirse sin condiciones el general romano podía optar por convertirlos en esclavos, por darles la libertad tras cumplir primero con una serie de sanciones o también podía dejarles gobernar sus territorios a cambio de ser fiel aliado del Imperio.

provincia de transduriana del edicto del Bierzo

Haz click para ver le mapa

En el edicto del Bierzo aparece también el RESTITVRE, una acción en la que Augusto restituye los derechos o privilegios del castellum de Paemeiobriga pero castigando en su lugar al castellum Ailobrigiaecum. Es posible que la lealtad de la que habla Agusto haga honor a la traición que los Brigaecini acometieron sobre los astures. En el año 25 a.C este clan avisa a las tropas del general Publio Carisio y le informa que tres de sus campamentos romanos van a ser atacados simultáneamente por los astures que se refugiaban en la montañas. Esta traición provocó que los astures tuvieran que huir y que los romanos conquistaran Lancia, una de las principales urbes del momento.

Actualmente este edicto se encuentra en el museo de León, pero puedes ver imágenes de la tabla del edicto del Bierzo en Infobierzo.

 

Atrás                                                                                Arriba

El Dolmen de Santa Cruz

Restos megalíticos en Cangas de Onis

El túmulo de Santa Cruz

El dolmen de Santa Cruz está en Cangas de Onís, se esconde bajo la Iglesia que le da nombre, es una capilla que fue levantada a principios de la edad media por orden del rey Favila, hijo de Pelayo.

Túmulo e Iglesia de Santa Cruz

La situación de esta iglesia sobre el antiguo túmulo que entierra el megalito evidencia la herencia neolítica que siglos después se mantenía con respecto a la elección de los lugares sagrados. Actualmente el dolmen se encuentra bastante deteriorado debido al paso del tiempo, a los saqueos y a las guerra civil española del s.XX.

Este túmulo fue un monumento dominante en la zona, se creó alrededor del año 5.000 BP y, aunque hoy parece aislado, en realidad se encontraba alineado con otros dólmenes próximos como el de Abamia en la localidad de Corao.

El Dolmen de Santa Cruz poseía una localización estratégica, se levantó sobre una plataforma que había entre los ríos Sella y Güeña, si se quería cruzar al otro lado del río, el paso por esta plataforma era obligatorio. Algunos investigadores apuntan a que este monumento no sólo fue un lugar de enterramiento, creen que también podría haber desempeñado alguna función como lugar de reunión de los grupos de la zona.

Cuando construyeron el túmulo era de un tamaño considerable, se creó mediante la acumulación de capas de tierra y cantos rodados y se dejó un acceso al interior mediante un corredor que conducía hasta el dolmen.

Santa Cruz, monumentos del patrimonio asturiano

Actualmente la cámara funeraria tan solo conserva 7 ortostatos (piedras), en su día formaba una planta poligonal con lascas que fueron extraídas de una cantera cercana situada en el monte de Llueves.

Dolmen decorado de Santa Cruz

Las piedras destinadas a las paredes fueron decoradas, aún pueden apreciarse parte de las pinturas y grabados, todos ellos son representaciones de formas geométricas. La decoración más visible en la actualidad corresponde a la lasca central y es un dibujo compuesto por líneas en zig-zag, triángulos y otros signos.

Según el arqueólogo F. Jordá, las representaciones de Santa Cruz presentan varias fases de ejecución, sugiere que los grabados parecen más antiguos que las pinturas, también describe la variedad de técnicas entre los propios grabados, los más antiguos son los realizados mediante la técnica del rayado, posteriormente se realizarían los grabados por piqueteado y los pulidos por abrasión. Por último hace referencia a la falta de concordancia cronológica entre el ajuar encontrado y las representaciones artísticas, concluye así que, posiblemente el dolmen tuvo un uso colectivo continuado en el tiempo, es decir, se reutilizó en más de una ocasión.

hacha neolítica dolmen de santa cruz

Los documentos antiguos atestiguan que en el interior del dolmen había un gran ajuar funerario de armas de piedra y bronce que suele relacionarse con personas de un cierta posición social. Hoy en día solo se conserva una mínima parte compuesta por dos hachas de fibrolita, una de ella nunca fue usada y posee una perforación que sugiere una función ceremonial, también se localizó un fragmento de cuchillo de sílex y un hacha plana de bronce.

Este monumento puede visitarse en las horas establecidas por la oficina de información y turismo del ayuntamiento de Cangues de Onís. Para ver el dolmen hay que entrar en la capilla de Santa Cruz, se observa mirando un pozo que hay en el centro de la sala. No se puede descender hasta el megalito por motivos de conservación.

Localización del Dolmen de Santa Cruz

Atrás            Ir Arriba

Restos del neolítico en Asturias

Algunos yacimientos del neolítico

Arqueología en Asturias

Durante el neolítico asturiano hay varios tipos de yacimientos arqueológicos, las cuevas, las aldeas, los restos megalíticos y los complejos mineros.

Cuevas neolíticas:

Durante los años en los que se produce la transición entre el mesolítico y el neolítico (7000 – 5000 BP), seguían usando ciertas cavidades para realizar labores de taller o como lugares funerarios. Muchas cuevas como La Paloma, La Lloseta, Les Pedroses, Mazaculos, Los Canes o Tito Bustillo siguen manteniendo cierta actividad. En todas ellas pudieron recuperarse restos de industria lítica, industria ósea y de cerámica.

cerámicas transición neolitico - bronce antiguo

En el caso de los Canes, La Paloma y Tito Bustillo, también aparecieron enterramientos humanos alrededor de los cuales se hizo algún tipo de ritual relacionado con la colocación de un ajuar, de piedras teñidas de rojo y con una preparación previa del cuerpo.

Entre finales del neolítico y los inicios de la edad de bronce (4.000 – 3.000 BP) las cuevas y abrigos rocosos se abandonan progresivamente, las personas de esta época solo siguieron usando algunos lugares muy concretos y en ellos dejaron las últimas muestras de arte rupestre en Asturias, es el caso de los Abrigos de Fresnedo en Teverga, Cova Demo en Boal o Peña Tú en Llanes. Se trata de dibujos muy esquemáticos de antropomorfos, zoomorfos y signos como puntos o cruces.

final del neolítico, abrigos del ganado fresnedo

Asentamientos y aldeas durante el neolítico asturiano:

El yacimiento de Torca’l Arroyu es uno de los pocos asentamientos asturianos de principios del neolítico, está en la localidad de Ponte, concejo de Llanera, posee dos zonas de ocupación, por un lado está la utilización del interior de la cueva y por otro lado están un buen número de restos encontrados en la ladera de la montaña que hacen pensar que podría haber sido un primer intento de poblado al aire libre. Fue una zona que se ocupó, desde el 5.000 hasta el 2.000 BP, en varias fases interrumpidas por algunos incendios que sufrió la ladera.

En Vigaña, Belmonte de Miranda, se han descubierto varias zonas con restos de asentamientos neolíticos:

En L´Hortal aparecen restos de construcciones que podrían ser cabañas con una antigüedad de 6.000 años.

En la zona llamada Las Corvas aparecieron tres hogares neolíticos datados en la misma fecha que los restos anteriores. Estos yacimientos coinciden con los desplazamientos de humanos que buscaban nuevas zonas de asentamiento tras abandonar definitivamente las cuevas como lugares de residencia.

Por último en el área de La Sienra encontraron evidencias de cultivos realizados hace 4.000 años.

En general, los restos de asentamientos o aldeas neolíticas son bastante escasos en todo el territorio debido a la gran erosión del terreno y a la acidez de la caliza. Casi toda presencia conocida se corresponde con necrópolis tumulares.

Yacimientos megalíticos en Asturias:

Durante todo el neolítico asturiano se edifican grandes necrópolis tumulares por todo el territorio, estaban destinadas a un uso funerario, son los cementerios del momento.

Algunos de los ejemplos más representativos son la necrópolis del Monte Areo (Gijón), la del Monte Deva (Gijón), la del Alto de la Cobertoria (Pola Lena), la Llaguna de Nievares (Peón), el dolmen de Santa Cruz (Cangas de Onís), el de Abamia (Corao) o el de Castellín en Allande entre muchos otros.

Gran parte de los túmulos de Asturias han sufrido múltiples saqueos a lo largo de la historia a mano de los buscadores de tesoros, la consecuencia es que los restos más valiosos han desaparecido y, aunque muchos túmulos se reutilizaron a principios de la edad de los metales, los objetos de oro, cobre o bronce resultan muy escasos, por contra si se encuentran habitualmente objetos de industria lítica y osea.

Los complejos mineros durante el neolítico asturiano:

Las minas prehistóricas más conocidas son las minas del Milagro de Onís y las del Aramo en Riosa, ambas contienen cobre, azurita y malaquita, y en ambas se encontraron restos humanos teñidos de verde a causa de la exposición al cobre.

La mina del Milagro en el concejo de Onís comenzó a explotarse hace 4.000 años y aún se mantuvo activa en el siglo XX. En sus galerías pudieron recuperarse herramientas líticas y otras hechas en asta de hueso. Los neolíticos del Milagro se dedicaron a extraer tanto el cobre como la malaquita y la azurita. Entre los restos humanos pudieron encontrarse un cráneo y una mandíbula.

Las minas del monte Aramo o del Texeu, en Rioseco, Riosa, Pola de Lena es un gran entresijo de galerías que se excavaron desde el neolítico hasta el siglo XX. Las diferentes bocas de las minas prehistóricas de Rioseco se encuentran a 1.300m de altitud sobre el nivel del mar, comenzaron a explotarse hace 4.500 años, en el periodo de transición entre el neolítico y la edad de los metales.

minas del neolítico asturiano. Monte Aramo

Las minas del monte Aramo fueron usadas principalmente para la extracción de cobre, sin embargo, por lo que más destaca es porque posee una galería, llamada galería de los esqueletos, donde se encontraron cuerpos de mineros neolíticos, depositados de forma intencionada. Cuando los arqueólogos encontraron los restos óseos estaba verdes a causa de la absorción de cobre durante los más de 4.000 años que pasaron hasta que fueron descubiertos.

Esqueleto neolítico Asturias

En el apartado Qué Visitar podéis encontrar información sobre las cuevas, minas y los lugares con cultura megalítica en Asturias que hemos visitado.

Atrás                                                                                       Arriba

cueva de La Paloma, Les Regueres

Cueva de La Paloma, Soto de les Regueres, Asturias

La Paloma es una cueva situada en Soto de Les Regueres, muy próxima a Cueva Oscura de Ania, Sofoxó y otros yacimientos de la cuenca del Nalón. Actualmente se puede entrar en la cueva y el estado de mantenimiento o conservación es nulo. 

Como llegar a la Cueva de La Paloma

Se encuentra justo en el cruce que une la carretera de Soto de les Regueres con la subida a los túmulos de Piedrafita, en el margen derecho de la misma carretera a unos escasos 100 metros. El acceso a la cueva es bastante peculiar, se atraviesa un arco de piedra que da lugar a una gran sala sin techo, este espacio se va adentrando en el interior de la roca hasta crear una segunda sala cubierta que va derivándose en diversas galerías y gateras.

cueva de la paloma

Entrada a la cueva de la Paloma

cueva de la paloma

Acceso al vestíbulo interior

Los estudios que se realizaron en esta caverna revelaron un periodo de ocupación que duró todo el magdaleniense y aziliense, es decir desde el 17.000 BP hasta el año 9.000 BP, esta continuidad temporal evidencia nuevamente la importancia que tuvo la zona central de Asturias durante el final del paleolítico y el periodo de transición mesolítico. La Paloma forma parte del conjunto prehistórico de la cuenca del Nalón, está muy próxima a otras cuevas contemporáneas y formaba parte de la red de cavidades que experimentaron la transición del interior al exterior de las cavernas. La Paloma siguió ocupada durante el neolítico compartiendo el espacio con los Túmulos de Piedrafita.

Al comenzar el estudio de la cueva se evidenció que estaba bastante removida a causa de los buscadores de tesoros, La leyenda de la cueva de La Paloma cuenta: En el s.XVI, en el concejo de Les Regueres, muchos mulsumanes escondieron sus riquezas en la Cueva de la Paloma porque se vieron obligados a huir de la artillería de Don Juan de Austria. Con el paso del tiempo muchos han ido a buscar el tesoro oculto de La Paloma y, a causa de ello, se alteraron en gran medida los restos arqueológicos.

Los útiles y herramientas catalogados por los arqueólogos se componen de arpones, buriles, espátulas, azagayas, puntas, raspadores, agujas y otros elementos ornamentales como colgantes realizados a partir de caninos de animales, huesos decorados con figuras zoomorfas y otros signos, un ejemplo es el cuerno de bóvido adornado con figuras geométricas como zig-zags, arcos y ángulos. La pieza más curiosa es un silbato realizado a partir de un trozo de costilla, fue recortada y pulida, conseguía el sonido mediante dos perforaciones del hueso, una que atravesaba el hueso de lado a lado y otra que tan solo debía de atravesar una parte del hueso sin llegar a traspasarlo.

Mario Menéndez Fernández publica en 2012 que la Paloma es una de las cuevas con más restos humanos de finales del paleolítico e inicios del mesolítico. Del período magdaleniense documenta la presencia de huesos pertenecientes a 4 adultos de edad avanzada, un joven y un adolescente, de la cultura aziliense habla de otros 4 adultos y de un niño.

Durante el final del magdaleniense y el aziliense hay una clara tendencia a los enterramientos en el interior de las cavidades, otros ejemplos los podemos encontrar en Los Azules de Cangas de Onís, en el Molín de Gasparín en Ribadeva o en el complejo de Arangas de Cabrales.

Volver                        Ir Arriba           

industria lítica

Qué es la industria lítica

La Industria lítica es el tipo de industria desarrollado durante la prehistoria o edad de piedra. Consiste en confeccionar objetos útiles y elementos decorativos con piedras como únicas herramientas y como única materia prima, la técnica para tallar esas piedras es por percusión, es decir, golpeando unas piedras contra otras para ir arrancándole lascas e ir dándole la forma deseada. La industria lítica  es el primer tipo de industria desarrollada por el ser humano. En Asturias se han podido recuperar un buen número de piezas por todos los yacimientos arqueológicos del territorio pertenecientes a las diferentes etapas que tuvo la prehistoria.

Este tipo de industria se fue haciendo más sofisticada con el paso del tiempo, al principio del paleolítico las herramientas eran grandes y algo toscas. A finales de este periodo reducen su tamaño y la talla es más fina y precisa, durante el neolítico aprenden a pulimentar las herramientas líticas usando la arena como abrasivo, esta técnica se denomina industria lítica pulimentada.

Algunos ejemplos de industria lítica son herramientas como los denticulados (rederas, raspadores, cuchillos con el borde aserrado), los esferoides, puntas de flecha, bifaces o los picos triedros. En esta misma categoría podréis encontrar más información sobre las herramientas de industria lítica más representativas.

Podéis encontrar alguno ejemplos más detallados si descargáis el PDF que pone a disposición del público el Museo Arqueológico de Asturias.

Ejemplo de denticulado:

Industria lítica

denticulado

Ejemplo de bifaz:

Industria lítica

Industria lítica, bifaz

Ejemplo de pico triedro:

Industria lítica

Industria lítica, pico triedro

Ejemplo de hacha pulimentada:

hacha-neolitica-pulimentada-ritual-decorativa

Hacha neolítica pulimentada